La voz con mascarilla

La pandemia covid-19 ha supuesto un cambio de hábitos, entre los cuales está la protección respiratoria ante el coronavirus, mediante el uso de la mascarilla. Llevarla puesta de manera prolongada supone un aumento de las anomalías que podemos sufrir en nuestra voz, principalmente en tres aspectos.

1.- Resulta evidente que el sonido que emitimos se ve atenuado al atravesar esta tela, lo que nos empuja inconscientemente a hablar más alto, produciendo ronqueras y afonías por alzar la voz indebidamente.

2.- Por otro lado, la limitación de movimientos de la mandíbula provoca que vocalicemos y articulemos peor, forzando más nuestras cuerdas vocales.

3.- Por último, se nos reseca la garganta al respirar más por la boca que por la nariz, ya que tendemos a inhalar así para no ahogarnos con la mascarilla puesta.

Este es un buen momento para recordar las recomendaciones que ya he comentado anteriormente en mis artículos de higiene vocal y cuidados de la voz. En cualquier caso, este es un resumen de los hábitos saludables que debemos incorporar nuestra nueva normalidad:

-Cuidados no vocales: no fumar, evitar aires acondicionados y fríos, no beber alcohol ni cafeína, beber mucha agua, no carraspear, respirar por la nariz, no comer caramelos (aunque dan la impresión de salivar e hidratar, cuando los acabamos nos resecan más la garganta).

-Cuidados vocales: mantener una buena postura corporal, tener una buena respiración, estar relajados, realizar una buena proyección de la voz, calentar la voz, no forzar las cuerdas vocales, no cuchichear ni susurrar.

Para más información, sugiero escuchar esta entrevista y leer este reportaje.

Visitas a este sitio web: