Quién soy

¡Hola! Me llamo Alberto. Te agradezco de antemano tu dedicación de tiempo en leerme.

Me presento como profesor de voz, locutor publicitario, maestro de ceremonias y cartomago, teniendo experiencia y referencias en todas esas facetas por mi colaboración profesional con instituciones como la Universidad de Málaga, Radiotelevisión Española, Notegés Consulting, Casino Gran Madrid y la Escuela de Alto Rendimiento Jung. Mi pasión por la comunicación comenzó en medios diferidos como YouTube para luego extenderse a la oratoria en directo en congresos y convenciones, sintiéndome muy agradecido por aprender a gestionar el miedo a hablar en público y la vergüenza en la interacción cara a cara con desconocidos.

La razón por la que mi marca personal sea "AlbertoEsFeliz" se resume a que superé mi complejo de voz y un desaliento emocional gracias a hacer doblaje y recitar poesía en Internet, donde mi apellido con eñe era ilegible sin la codificación UTF-8 en las URL, lo que explica direcciones como: "https://www.ejemplo-de-compania-espanola.com". Si quieres saber más sobre mis comienzos en mi actividad online, te invito a leer esta entrevista de 2014.

Para describirme, he recurrido a las personas con las que más tiempo comparto. Mis compañeros de empresa, donde ejerzo de ingeniero telemático, suelen hacer mención a mi paciencia, creatividad y atención al detalle. Mis amigos, que también fueron compañeros de universidad, destacan mi trabajo en equipo, capacidad de análisis y destreza comunicativa. Mi maravillosa esposa y mis heroicos padres me definen, abreviando mucho, como alguien tranquilo, de fácil convivencia y muy observador.

Lo cierto es que no puedo dejar de ser la misma persona en los distintos ámbitos de mi vida, y por ello:
-Disfruto explicando técnicas de voz con los ejemplos necesarios hasta que mis alumnos las interiorizan.
-Soy meticuloso al micrófono y puedo grabar concentrado un mismo texto muchas veces sin cansarme.
-Ensayo la presentación de un evento hasta llevar bien preparada la adaptación rápida a los imprevistos.
-Cuando hago trucos de magia, exprimo mi versatilidad al máximo para poder improvisar y evitar aburrir.